Correr Riesgos...

Muchas veces tengo miedo... Miedo de lo que podría no ser capaz de hacer. Miedo de lo que podrían pensar si lo intento, y encima fracaso.
Dejamos que nuestros temores se apoderen de nuestras esperanzas.Decimos que no, cuando queremos decir que sí.
Me callo cuando quiero gritar y grito al "mundo" cuando debería cerrar la boca. ¿Por qué? Después de todo sólo vivimos una vez, no hay tiempo de tener miedo. ¡¡Entonces basta...!!

Haré algo que nunca hice... me atrévere, me olvidare de que quizás alguien este mirando, intentare la jugada imposible, correre el riesgo...
No me preocupare más de si la gente me acepta, no me conformare con ser una más, no ya no... Nadie me ata, nadie me obliga, sere yo misma. No tengo nada que perder, y todo... todo por ganar.

Muchas veces creemos en el destino. Rezamos, esperamos que las cosas pasen y nos olvidamos de lo más importante. ¡Creer en nosotros mismos! Nos conformamos en vez de arriesgarnos. Sin pensar que cada día que pasa nunca volverá.


Nada está escrito, nada está hecho, ni siquiera lo imposible. Todo depende de nuestra voluntad. De esa fuerza que nos sale de adentro.


De decir "si puedo" a cada desafío, tengo el poder... Cuando estoy decidida, cuando estoy convencida, cuando de verdad quiero algo, no hay obstáculo capaz de imponerse... Si quiero sé que puedo llegar alto, hacer lo que sea... Sólo tengo que proponérmelo.


Si sueñas con ser la mejor del mundo... Si sueñas con los aplausos... Si sueñas con ganar campeonatos...Despiértate!!

Dentro de ti hay 206 huesos y más de 700 músculos esperando, sólo falta mi decisión. Mís ganas de jugar como nunca...
Me enfréntare a mi destino, dejare de ser una simple espectadora, pedire la pelota y me créere su dueña... me exígire más y más... Me convértire en mi propio ídolo...
Cuando no espere nada de los demás, cuando sienta que cada tanto depende de mí, se fortalecerá mí espíritu, y poco a poco, las voces se convertirán en ovación, Mis respiros se llenarán de logros, y mi vida de sentido.
Están los que siguen corriendo cuando le tiemblan las piernas, los que siguen jugando cuando se les acaba el aire, los que siguen luchando cuando todo parece perdido, como si cada vez fuera la última. Convencidos que la vida misma es un desafío, sufren pero no se quejan, porque saben que el dolor pasa, el sudor se seca, el cansancio termina... Pero hay algo que nunca desaparecerá, la satisfacción de haberlo logrado.

En esos cuerpos corre la misma sangre, sangre de luchadores y luchadoras de la vida, lo que los hace diferentes es su espíritu, la determinación de alcanzar la cima, una cima a la que no se llega superando a los demás.... Sino superándome a mi misma.

Tiempo sobra para los mediocres, pero tiempo falta para realizar tus sueños!!!

Comentarios

  1. ola luna...

    Me ha gustado tu entrada, de verdad, ha sido como leer una ilusión, una esperanza....y justo cuando estaba llegando al final, me encuentro con una frase que me ha dejado con la boca abierta "la cima no está superando a los demás, sino superandose a uno mismo"....INCREIBLE. :D
    Justo me faltaba esa frase para decir: que razón tienes!!.

    Yo te doy ánimos para que de verdad consigas lo que te propones, y por supuesto, que nunca se te vaya la ilusión.
    Y gracias por seguirme de cerca y me alegro que te guste lo que escribo. Yo también te seguiré!

    un besazooo

    ResponderEliminar
  2. Niña luna,mi amiga;mi hermana los riesgos avezes mercen la pena.Ahi eque zambullirse en la piscina con traje de chaqueta incluido

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...