Baila mi alma, sueña mi mente...

El reloj deja de hablar, las horas dejan de pasar... Y el instrumental sigue sonando... me dejo llevar... Y los segundos siguen detenidos... Y mi mente sigue vagando... Distante... Distante de mí... Tal vez de él... Tal vez solo distante...

Llorando lo que no es... Perdiendo lo que se tiene, pensando en lo que será, sin preocuparse de lo que es.... dolida de lo que fue, perseguida por el ayer...

Pensando que solo queda esperar. Siendo alma itinerante, extremadamente sensible a lo que pueda pasar, llorando pérdidas ganadas, renegar que todo está bien, renegar que todo está mal diariamente, sin saber el por qué de a cada minuto cien lágrimas más... Llorando mi alma, llorando mi ser, cayendo lentamente queriendo y sin querer...

Siendo esclava de sentimientos que a veces ni yo puedo comprender... huyendo del camino recorrido en el pasado, un camino lleno de piedras que he intentado saltar... Unas que pasé... Otras que ignoré... Otras que levanté y resurgí de mis cenizas.



El tiempo empezó a correr cuando me di cuenta de que estaba detenida... Se durmió mi alma... Y soñé otra vez,soñé que todo era mío, que la magia existía...
Soñando pensé... Que él me entendía. Y entonces el tiempo se detuvo una vez más, soñando lo que no puede ser... sintiendo en mi sangre correr el delirio de querer, tener, desear pero aun más como necesidad sentirle cerca.


Con el paso de los segundos empiezo a caer en la embriaguez de mi imaginación... Que me deja ser lo que yo quiera ser, y así soñando seguí...


Moriré soñando, lose, pero creo que no seré la excepción del mundo, pues todos viven soñando... bailando en el mismo salón, embriagados de la misma bebida... Teniendo lo que no se puede tener.

Mi corazón sigue latiendo... Deseando lo que no ve, siendo lo que aun no hay, luchando por lo que aun no existe, fielmente enamorada de una fantasía más, coqueteando con seguir viviendo y no rendirme.


Y siento de nuevo... Mi agradecido corazón latir... de fondo una música que me hace sonreír. Sería bueno quedarme aquí... Donde no siento nada y lo único que hago es moverme y girar al paso del instrumental que sonando va.

Pero... ¿Y la realidad?... Volveré a la realidad cuando quiera dejar de bailar... Y volveré a bailar cuando me canse de la realidad...
No será equilibrio total... Pero bailará mi alma sin la presión y me quitaré por un momento tan pesada carga que no daré a nadie más. Tal vez algún día no muy lejano le encuentre... Bailando a mi lado... Y podamos seguir soñando mientras el instrumental sigue sonando...

Comentarios

  1. Eres la bomba.. ^^

    Escribes genial enserio!

    La luna siempre ha sido.. y siempre será supongo.. una de mis musas preferidas ^^

    Haha.. yo escribo un blog de poesía.. con un amigo.. el cual se hace llamar H&C... y nos encantaría que te pasases y nos dijeses que te parece.. y si te gusta que nos siguieses.. nosotros de momento te seguiremos a ti ^^


    Ya nos vemos^^

    (S)

    ResponderEliminar
  2. Bueeeeno, pues ya lo ha dicho todo mi compi arriba.


    Gracias por el comentario.
    A mí tambíen me gusta lo que escribes. Es digno de la luna ;)


    Seguiré leyéndote, un saludo^^

    [H&C]

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...