Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Carta a mi bebé

Imagen
Tienes 10 semanas de vida, aun te faltan algo más de seis mesecitos para venir a este mundo de locos, con lo tranquilit@ y segur@ que estás ahi dentro.

Aun con lo pequeñit@ que eres... pues aun fue la semana pasada cuando todos tusdeditos se formaron, aun sin saber ni como eres, ni si serás niño o quizá niña, te quiero más que a mi vida, en ti veo la prueba más bonita de mi amor por tu padre, tu eres el premio que nos ha obsequiado la vida por todo el amor que nos sentíamos, tú eres la prueba de nuestro amor, tu eres parte de los dos, por eso aun en mi vientre te has convertido en la razón de nuestras vidas, cuando miro a tu padre siento lo mucho que te quiero, y cuando te siento, siento todo el amor que siento por él.

Tu llegada provoca muchos estados de nervios y excitación, todos los que vivimos en casa esperamos con impaciencia y a la vez con temor el momento en que decidas salir de ese espacio tan abrigadito y amoroso en el que te encuentras, aun que quizás eche un poco de menos es…

Se que séré buena madre, pues aprendí de la mejor

Imagen
Mi madre fue aquel ser que con la caricia tierna de su mano cansada y el el sana que sana colita de rana, o con la pomada mágica que me daba en mis heridas...todo cambiaba de color y el dolor desaparecía, la tristeza se disolvía, la nostalgia se difuminaba y la alegría tomaba su lugar.
Por que aun en el día de hoy es capaz de transformar mi oscuridad en luz, mi noche en día y mi llanto en risa...Esa mano ajada que a pesar de los años sigue tan tersa y cálida, posee el dulce encanto de hacer desaparecer el miedo, tiene la magia de transformar viejos trapos en trajes de novia, cortinas viejas en hermosas colchas y noches a oscuras en bonitas veladas...
Esa voz de con mezcla de suplica y condescendencia que aveces agobiaba, regaña sin condición, se complacia sonando mis narices frente a las visitas, o quitandome las manchas con el típicoklinex previamente mojado en saliba , sin rencor empieza a ensayar destemplados cánticos de cuna para malcriar a su nieto y justificarlo.
Esa voz que que …