Mi vida es vida mientras siga siendo tu hija

Eres la razón de mi existencia, eres la única que me acompaña siempre a pesar de la distancia... me apoyas en mis decisiones aunque creas que no sean las correctas, me dejas aprender de esta vida como yo quiero, aunque pienses que puedo caer, si me dejas cometer mis errores y lo único que haces es estar a mi lado por si caigo...

Cómo no quererte... si me guías en camino justo y me sujetas cuando me confundo de camino, como no quererte, si tú eres la más grande para mi....

Se que tu tarea no es fácil, y que quizás ahora aun menos, pues estas en medio de una guerra que no te pertenece, me duele tanto verte envuelta en esto, me duele tanto hacerte pagar lo errores de los demás incluso quizás los mios propios...

La luz de la luna se extingue poco a poco en mí, no me quedan fuerzas para luchar defendiendo un amor que para los demás se ha convertido en una guerra, no puedo seguir escuchando palabra que me duelen, no puedo hacer como si no me afectan, por que solo tú sabes que cada palabra hace mella en lo más profundo de mi alma calcinando poco a poco todo mi ser.

El amor de madre es mi regalo,que siempre me ha dado tu fino regazo... apoyo, confianza, ternura y aprecio,son rasgos sinceros que no tienen precio,son formas y medios de expresar tu desvelo,noches inciertas y lunas sin sueño...

Me da fuerzas el sentir que tendré por siempre valiosos conceptos cultivados en mi mente,tus sabias palabras que siempre me otorgas, que sólo buscan convertirme en una experta.

Tu tiempo, esfuerzo, audacia y entrega, harán mella en mi, verás que puedes sentirte por una vez al menos orgullosa de mi ¡es una promesa!
Tu ejemplo, tu mirada, tu ceño fruncido, tu fuerza y certeza entre un cielo perdido, me asombran y respaldan, me guían y me cuidan, mi destino iluminan y mis acciones vigilan.

Tantos momentos de vivo aprendizaje, tatuaron mi piel, sentaron mi linaje,me mostraron con cautela la ruta correcta,me llevan de la mano, concretan mis metas, motivan mis sueños, enaltecieron mis virtudes,probando paciente exacerbaron aptitudes.

Me diste el derecho de nacer, mi refugio a pesar de ser ya una persona adulta son tus brazos... tu calor y tu querer... tu mirada tierna y dulce, es como dos luceros en pleno anochecer,guiando mi camino, para no perderme.
Me enseñas a vivir para no dejar nunca de intentar realizar mis sueños...
Gracias, por quererme, cuidarme y saber comprenderme...

Entre mitos e historias de tiempos pasados remitiré a gritar en un futuro cercano,Mamá: “Mi vida es vida mientras siga siendo tu hija”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...