Crucero a la felicidad

Aparece y desaparece de mi vida, como el sol por la noche... y deja preguntándose a la luna, si le verá alguna vez... si todo acabo ya.
Mi corazón empieza a cansarse a pesar de todo el amor que tiene para él, empieza a solo tener el sentimiento de amor, pero las ilusiones, los sueños... que hacían que el mundo fuera más fácil ese ángel los va marchitando poco a poco...
Y solo puedo pensar, ¿ cuanto podrá aguantar mi frágil corazón?

Quizás haya personas que piensan que no vale la pena seguir luchando por un crucero, en el que solo remo yo... y quizás tengan razón. Pero tienen que entender, que para mi es el crucero que me lleva a la felicidad la veo a lo lejos, y apesar de que mi acompañante no reme, quiero tantísimo llegar al puerto de mi felicidad... Pero si es cierto, que me canso de remar yo sola, que a pesar de todos mis esfuerzos veo el puerto siempre lejano, empiezo a crees que mis fuerzas para remar se van esfumando, y el cansancio llega a mi... yo sola me cuesta mucho llegar a mi puerto e incluso empiezo a ver que yo sola puede que jamás llegé nunca.

Pero me siento orgullosa de mí, pues aunque empiezo a ver que esto es un viaje sin llegada... que me puedo pasar mucho tiempo remando sin llegar, es mi felicidad, y siento que debo intentarlo, dejare todas mis fuerzas en hacerlo, y solo quedarán dos opciones... Que finalmente llegue a mi puerto, o que abandone el puerto cuando las ganas de felicidad no puedan luchar con las ganas de llegar con mi ángel, y se que llegará un momento en el que, o llego a puerto o desistiré en el intento con lo que ello me conllevaría... Diría adiós a mi ángel sintiendome muy agusto conmigo misma, pues si el crucero a nuestra felicidad no llego a puerto no fue por que yo no lo itentará, si no por su falta de ganas... y aunque la gente no pueda entenderlo, luchare hasta el final por intentas llegar, por alcanzar mi sueño, ser feliz de verdad.

Tal vez hoy siento el miedo del ayer, y la incertidumbre del mañana... quizás solo quiero seguir volando en la inmensidad de esta "nada".
No quiero volver atrás, y no se si llegare aún mas lejos,, lo que si se es que con él, el viaje podría ser mas sencillo, no se por que aun me puede suceder esto, pero me ha invadido un deseo inmenso de seguir a su lado...

Quiero parar el tiempo en el instante en que nos entendimos, y nunca dejar de sentir ese cálido sentimiento que fue como un rayo que me hizo despertar de mi larga siesta de 19 años... para saber que los Ángeles existen...
Solo pido al cielo, al destino a la noche y a la luna... que ese ángel no me deje de abrigar, por favor, luna no me dejes de alumbrar, no me quites su calor, permitirme amar, yo solo quiero ser feliz a través de su sonrisa quiero crecer con su mirada...
Nunca antes alguien me ayudó tanto a fluir esta magia de las letras, desdes que le conocí, nunca me sentí tan necesitada de hacerlo.
Pero empiezo a creer que esa luz es inalcanzable, que ese anhelo es aún imposible, que mi ruta no atraviesa sus caminos, solo se queda en la frontera de sus deseos, antes del muro de hierro.
Y es ahí donde nace el miedo, porque, puede ser, que el hierro se funda con el tiempo... pero en cuanto tiempo, cuantas fuerzas me quedan para seguir esperando sin que todas ilusiones se destruyan...?

Si esta batalla tiene un final feliz estaría dispuesta a morir en ella... pero si muero antes, sin ganar, si muero vencida, prefiero no luchar…
Prefiero seguir mi camino hasta lo desconocido aunque lo que vea n esa trayecto solo sea oscuridad... no quiero volver a mirar al cielo y sentir frío, no quiero volver a ver mi norte y no verle a mi lado, no quiero quedarme sola en medio del desierto...
Y si mi camino no tiene un lugar fijo, no quiero ser yo quien lo dirija, ya después de este tornado, solo quiero volar sentarme a solas con la luna, y las dos en soledad ver a los amantes que si han tenido la suerte que yo no tube, preferiré mirar el suelo que estar en el...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...