Pensar en positivo...

En la vida hay cosas que aprender, y además constantemente, muchas veces si no arriesgas no sabrás si algo puede salir bien o mal...

Cuando sale bien me alegro,me siento orgullosa del resultado obtenido, pero cuando sale mal me maldigo pensando que ojalá pudiera echar marcha atrás y poder cambiar lo que decidí en su momento.

Pero gracias a un amigo, he recordado que, aunque salgan mal las cosas, aunque todo lo vea oscuro, aunque quisiera que la tierra me tragara, de todo se sale, porque detrás de lo malo hay un aprendizaje y un paso más a ser más sabia, pues ese mal que tanto me preocupa si me lo propongo se puede arreglar con un bien.

Todo depende de mi... depende de la decisión que tome,todo tiene solución si no es material, pues moral y espiritual, buscare dentro de mi misma para poder ver mi sentido a la vida.

Podría afirmarme a mi misma, que eso es muy fácil de decir pero muy difícil de hacer, veamos, analicemos... ¿qué es una preocupación? pues sencillamente un paso posterior a la ocupación de algo que he hecho o ha pasado que se interpreta como algo negativo...
No me culpare, de lo que hago, y si lo que hice es un error, tampoco me culpare, tan solo intentare aprender de ello...
Hay que ver el lado positivo de todo lo que se está inclinando hacia lo malo, pondre la mejor cara que pueda, si me han echado de un trabajo no pensare que ese era el trabajo de mi vida,si alguien se aleja de mí no pensare que es por mi culpa, sino que no congeniamos... siempre va a haber algo mejor para mi. (Y para todos)

Afortunadamente la vida da muchas vueltas, y a cada uno le llega lo que se merece, si he optado por el lado bueno y corregir mis errores, madurare, y todo lo que me llegue será positivo.
En cambio no volvere a optar por amargarme, martirizarme, haciendo un mundo de un grano de arena, por que me volvere a encasillarar por que quizás ya no pueda volver a desencasillarme, y vivire ajena a todo y al final me quedare SOLA

Comentarios

  1. La seguridad de que lo que hagamos saldrá bien es la garantía de que así será. Siempre he pensado que por muy mal que hayan ido las cosas, cada nuevo día es una nueva oportunidad para que cambien y por eso hay que levantarse todos los días con las pilas cargadas de optimismo y así verás como todo saldrá bien. Y si un día te levantas con la batería baja, emplea unos minutos en cargarla antes de salir de casa, porque la vida tiene cosas demasiado bonitas para desperdiciar ni un solo día.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...