La breve ausencia de ese ángel

Mi mente no deja de escuchar su voz... ese murmullo de tormento que se esconde en los rincones de mi alma ,hoy vacía, haciendo ecos de sus palabras, vestida de lágrimas que arropan el dolor que deja este silencio.

Siento como su cuerpo desfila con alas enlutadas, por delante de mi... se que solo son en las entrañas de mis sueños y anhelos donde solo le veo, porque quizás no estará más aquí, junto a mí.

Este silencio, emula un sutil y frágil a viento despiadado, que despeina mi paz y deja entre mis manos arenas que se escurren como escarchas en verano, como los recuerdos que mi mente tiene y se esfuerza por mantenerlos siempre ahí, vivos....

Así sin avisar, como carta sin firma, poesía sin recital, vuelve al cielo de donde vino, dejando tras de sí una nube de polvo, por la cual que no puedo ver que le ocurre, si esta bien, si me recuerda, si se ha olvidado de esta simple mortal...no puedo ver a través de sus ojos o su voz que siente...

Le esperare siempre, pero espero que nunca tenga que esperarle en mis recuerdos, de donde no podrá marcharse, pues si intento olvidarle tambien se me olvidara sentir... sin predecir que el vacío es solo un espasmo igual que el frío, y no encontraré mejor abrigo a la soledad que el poder recordar a ese ángel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...