Hace un año ya...

Esta noche el sueño no logro hacer mella en mi, los recuerdos de aquello que perdí no hacia más que rondar mi mente, y ese sentimiento de culpa me apuñalaba el alma mientras sentía como la soledad invadía todo mi ser... tan solo concilié tres horas escasas de sueño y un así...

Me desperté esta mañana y aún imaginaba como sería cuando me miraba en el espejo solo veía el reflejo de mis lágrimas, aún no me has dejado de doler, eres, fuiste y serás lo más bonito que hice en mi vida, por eso nunca podré de dejar de pensar en ti, pero odio el dolor de que nunca llegarás a mí, y saber que es culpa mía es algo que jamás me perdono

Me gustaría recordarte sin sufrir, pero es imposible el no sentir, adoro el preludio de mis lágrimas, porque es allí cuando pienso en ti y una sonrisa invade mi rostro, pero el pensar que todo ha cambiado y lo que se perdió me lleva al llanto sin poder alejarlo...

Sé que mi voz es trágica y te puede parecer hipócrita pues fui yo quien no te dejo llegar... sé que al parecer lo he tomado de la peor forma, pero no soy solo yo, no es solo un capricho, si no hubieras significado tanto, si no hubieras representado tú, toda mi vida, no sentiría esto, como solo mi propio dolor, nunca te conoceré y eso nunca me lo perdonare... Ojalá estuviera contigo para que tus manitas atraparan mis lágrimas y no dejarlas caer en mi pecho, mis manos solas no alcanzan y ellas no paran de caer, sin ti para acompañarme…

Soy yo quien siente el sufrimiento por lo que te hice y además estoy sola ahora que hace un año justo de todo esto... y es la peor de las soledades, porque todos aquellos que están a mi alrededor no tienen valor para mí, y son solo capaces de decir que el tiempo lo sanará como si fuese un consuelo real, y el ángel de mi vida esa otra parte que hizo que tu aparecieses, tampoco esta,y siento de dolor de tu ausencia más que nunca, pues eras el fruto del amor que nos tenemos mi ángel y yo, y hoy no os tengo a ninguno...

Cuantas lágrimas más, cuantos días sin luz, cuanto más tendrá que pasar para que esta lluvia se detenga, “quiero que deje de llover en mi ventana”, “quiero que me dejes de doler”... Solo quiero escucharte de nuevo, que me digas que todo estará bien, quiero que deje de ser un sueño el que estés aquí, que en realidad te deje llegar…
Quiero gritar, sacar el dolor que tengo dentro, que oprime mi pecho, que me enmudece y me deja atrapada en el silencio. No puedo, lo intento pero de verdad no puedo, cuando me deshice de ti, también me deshice de mis fuerzas y ya no puedo pelear más...

Todos creen y dicen con caras de resignación y a veces a mis espaldas, incluso mi amado ángel... que lo mejor es olvidar, que es mi única solución, y solo quiero que se callen que dejen de decirlo, nunca te olvidaré, ¡no!, ¡no!, ¡no quiero olvidarte!, solo tu recuerdo es lo que guardo de ti… Sin eso, ¡te perderé del todo!, ¡no te olvidaré!...
No importa lo que duela, no importa si mi vida se fuera por este dolor, ya he perdido lo que me mantenía viva, no queda más. Me recuesto con la esperanza que mañana salga el sol y si es así, que no sea porque te he olvidado, y si fuese a ser de ese modo pido que antes me lleve a tu lado...
Esta noche sera algo distinta; a unos pocos momentos de dormir imaginare tu imagen, y como mis manos te sostendrían... no las moveré para secar mis lágrimas aún, y creo que no lo necesitaré, quizás por la mañana vea el sol, quizás pueda mantener mi sonrisa si pienso en la tuya... Quizás mañana me dejes de doler, quizás un día sienta que me has perdonado y el sentimiento de culpa no me mate lentamente...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...