Aniversario del error más grande de mi vida

Quisiera poder esta noche fría de abril lograr hablar con el viento, para contarle lo que siento, y que pudiera llevar mis palabras a ese sitio donde el ángelito mora… Mi amor me pregunto si creía en algo despues de la muerte, si creia que existía algo aparte de lo que podemos ver, y no me senti con fuerzas suficientes de decirle la verdad, de decirle que no es que crea en algo, sino que lo necesito, necesito creer que si hay algo necesito creer que desterre a ese ángelito a un sitio mejor...

¿Y ahora? Aun ahora cuando el alma es solo un desolado desierto donde merodea la inclemente melancolía, aun ahora que ha pasado ya un año de todo aquello...

Cuando cierro los ojos los recuerdos de mis hechos me torturan recordando aquella tarde hace justo un año... aquella devastadora decisión que me tortura día tras día...

Al principio, sentí que nada tiene sentido ya, hasta las cosas más cotidianas parecían ser tareas titánicas... pense que con el tiempo todo pasaría, pero ahora que hace un año de todo aquello me duele incluso más que antes, me duele ver que no me perdono... me duele levantarme, me duele el caminar, hasta el aire que respiro parece distinto, gris y asfixiante, el agua amarga y la comida insípida.
Y el interminable martilleo de los amargos recuerdos de cada segundo de esa nefasta tarde... una y otra vez, sin detenerse.

Hoy justo despues de un año siento que la cabeza me quiere estallar, mi cuerpo empieza a arder, es el fuego del odio de mi corazón que siente por que aun no me a perdonado, lo que mi razón decidió hacer...
Las lágrimas empiezan a correr por mi rostro, muestra innegable de mi lucha interna...
¿ Por que aun siento que debo odiarme por lo que hice, por que creo que aun no es hora de perdonarme...? Siento impotencia de saber en el fondo de mi, que aun no puedo sacárlo de mi mente.. todo esto hace que el rocío de mi alma brote amargamente de mis ojos. Tratas de lavar de esta manera el pecado que cometí...


Hoy apesar del sol que brilla siento el pálido y deprimente cielo limeño incrementando la frialdad de ese nuevo sentimiento que alberga mi alma hace un año ya...
Tal vez ya no es aquel aguijón inclemente que sentía clavado en medio de mi aun sangrante alma, pero ahora como una amarga pesadilla que me atormenta todas las noches... pero aun así sigue doliendo tanto...

Me duele en lo profundo y me siento cansada como si desandara por confines distantes a lo largo del mundo, me duele el no sentirte, el siempre recordarte, el saber que no existes...la búsqueda incesantede ese verbo elocuente que pueda convencerme de la cruel realidad y en simple explicación mi pena la aliviara.


Me duele mirar el infinito y más saber que nunca te encontrare, mi corazón quedó como una llaga abierta y en cada evocación, me punza y se despierta... Despues de un año ya, aun siento que debo perdonarme, aun pienso que mi ángelito no lo ha echo...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...