Un adios...

Me puse a pensar y se muy bien que no soy una persona perfecta, pero llegué a la conclusión de que nadie lo es... Si tan solo pudiera cambiar, todo sería mejor.
Me encantaría poder contar con tu apoyo, pero veo que en estos momentos no es posible... Tal vez lo mejor era que nos separemos, y aquí estamos...

Quiero que sepas que te quise muchísimo, eras la persona más importante en mi vida, que siempre quisé que te sintieras orgulloso de mí pero veo que nunca lo consegui solo vistes todos mis errores, y jamás vistes lo que luchaba para conseguir las cosas que para ti eran insignificantes...
Pensarás que yo tengo la culpa y no digo que no... quizás sin darme cuenta fui yo la responsable de esta distancia que hay entre nosotros... Te confieso que nunca quise que pasara... pero creo que no me crees.

¡Ya no puedo más con esta angustia! No puedo soportarlo y tú te comportas de una manera extraña... Nunca me llamas, siempre tengo que hacerlo yo... y a veces terminamos discutiendo.
Me pregunto cada día, por qué estamos pasando por esto... ¡Pero no encuentro la respuesta!

Parece que me has olvidado, que no quierés verme más... ¡Tal vez tenga que hacer lo mismo y así dejar de sufrir! Te quiero, te odio, te extraño, te quiero lejos... ya no se verdaderamente lo que quiero…
Quisiera decirte que encontré una razón para dejarte lejos, pero lo único que encuentro es que me canse de intentar hacer que me quisieras tal y como soy...
Tendré que borrar de mi mente tus recuerdos... que eso significa dejar en el olvido casi mi vida, pero siento que si no lo hago, me moriré lentamente...
Siento no haberme amoldado a tí, pero siempre intente hacer lo que me enseñaste y si hubo cosas que jamás te conté simplemente fue para que no vierás el gran error de mi vida, pues no fue fácil para mí, no me sentía orgullosa de ello, y no quería mirarte y sentir que además de haber arruinado mi vida ver que te había desilusionado... pero creo que jamás me entenderás, siento haber arruinado mi vida, pero no siento no habertelo contado, por que no merecías saber que clase de hija tenías.
No se si esto es una carta de despedida... pero nació de mi corazón ese que tu creaste papá.
Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca esconde un ojalá, estas cenizas no juegan con fuego, esta ciega ya no mira para atrás, esta notario firma lo que escribe, esta letra no la protestaré, ahórrate el acuso de recibo... estas vísperas son las de después.
A este ruido tan huérfano de padre no voy a permitirle que taladre un corazón podrido de latir a pesar del dolor que cause yo hace mucho y que gracias a ti a revivido por algo que quise olvidar.

Comentarios

  1. Querida luna, nadie es culpable ni inocente al 100%, cuando algo se rompe siempre pero siempre es culpa de dos.
    Besotes y muchos animos.
    Yoyo

    ResponderEliminar
  2. hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...