Empeze a quererme... Y la vida vino a buscarme

Si nuestros sueños se hicieran realidad... ¿Cómo sería la vida en realidad?

En el fondo del corazón, todos soñamos, todos creemos que tenemos un don, que podemos ofrecer algo especial, que podemos amar de una manera única, que podemos comunicarnos y entendernos con los demás de un modo muy singular, que podemos mejorar este mundo...

Pero a veces caemos... como yo lo hice, y dejamos de pensar esas cosas, vemos que la vida es dura, y que en muy pocas ocasiones los sueños se hacen realidad...
Yo soy de las que deje de creer... de creer en la vida, en las cosas bonitas, en los cuentos de hadas... y he de decir que en parte eso esta bien por que te hace más dura para poder sobre llevar los obstáculos que a veces pone la vida en nuestro camino... Pero en estos meses pensando así, en estos meses que solo viví que no soñaba... me di cuenta de algo...

Que la esperanza hace más llevadero todo, que tener sueños no es malo, siempre y cuando tengamos en cuenta que no siempre se cumplen.. así que apartir de ahora seguiré confiada y poniendo todas mis fuerzas y mis anhelos para lograr lo que quiera en esta vida, mantendré vivas las aspiraciones y no dejo ya nada en manos del destino, pues ahora se que mi destino lo construyo yo con mis propias manos.

Ahora hago de que mi trabajo sea la ayuda para poder cumplir mis sueños empezando a construirlos gracias a el, avanzando sobre las aspiraciones, sabiendo que los logros necesitan de mucho esfuerzo, de coraje, de tiempo, de aciertos y errores, de grandes tristezas por las que ya he pasado, por las que quizás aun me queden... de alegrías que llegaran algún día y esencialmente de la fe en mi misma que nunca debí de perder... Pues ahora mi luna esta mas fuerte que nunca me sacude y me levanta cuando bajo cualquier excusa comienzo a renunciar.

Cuando empecé a quererme con todos mis defectos y todas mis virtudes, la vida me cambió de un modo maravilloso y misterioso. Abrí el corazón y empecé a ver el mundo desde muchos ojos distintos, dejé de conformarme con demasiado poco... descubrí mi bondad.

Cuando empecé a quererme empecé a tomarme en serio y con gratitud el regalo de la vida, empecé a saber que estaba en el lugar adecuado... En el momento oportuno y entonces pude relajarme.... Sentí una fuerza que me obligaba a bajar el ritmo y eso lo ha cambiado todo.
He empecé a apreciar la soledad de estar rodeada de silencio, sobrecogida ante su encanto, escuchando el espacio interior. He descubierto que no soy especial, pero que sí soy única.


Me siento bien desde... " Que empecé a quererme..."redefiní el éxito y la vida se convirtió en algo muy sencillo descubrí que no tengo que perseguir a la vida, si me quedo quieta y tranquila, la vida viene a mí.

Lo único que echo en falta son a mis seres queridos pues cada noche una lágrima resbala por mi mejilla esperando que llegue ese beso de buenas noches... Os quiero mucho... ( Para Maat, que es quien me enseño a que para querer a alguien primero debo quererme a mi misma... Te quiero muchisimo Mamá)

P.D: Siento que no tenga fotos la entrada pero no se por que no me deja guardar imagenes, es lo que tiene la caquita de los ordenadores del cuartel... A donde coño irán a parar el dinero de los contribuyentes?? por que lo que es al ejercito ya os digo yo que no... jajaja

Comentarios

  1. Construye tu destino a base de construir tus sueños, con todas las dificultades que conlleva e insiste sin renunciar porque al final será tu forma de vivir, no lo dejes en mano del azar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...