Me gustaría ser yo la que huye

No sufras más mi luna, no derrames una lágrima más, si nuestro ángel se quiere ir se irá... no te esfuerzes en retenerlo en nuestro interior, ¿ No te das cuenta de que no esta a nuestro lado, que nosotras no estamos en sus anhelos?

Mi corazón, mi luna, aceptemos lo que hay... lo que viene, aceptemos que amamos sin ser amadas, quizás jamás conquistemos el corazón de ese ángel.

No te aflijas más mi pequeño corazón de luna, pues te prometo no entregarnos a ninguna desilusión mas, este ángel será el único que sabrá lo que es que nosotras nos entreguemos al amor, porque el es con él único que intentare volver a amar.


Noches de pensamientos, días plegados de dudas, horas de incertidumbre... ¿Porque mis tesoros se escapan entre mis manos tan rápidamente? ¿ Porque ellos se van y yo me quedo sola una vez más?

A veces una vaga idea me pasa por la mente, que por una sola vez quisiera ser yo la que dejara escapar ese gran tesoro, mi ángel. Para ser yo la que no responda a las cartas, a las llamadas... tan solo para que al menos me echara de menos.

Quisiera ser yo la que no mirará atrás a cada paso que da, me gustaría ser la que huye para no sentir la rabia de la soledad sin haberla pedido.

Me gustaría despertarme en las mañanas sabiendo que alguien pensó en mí justo antes de dormir, pero todo son preguntas que aun no tienen respuesta, todo son sueños con un ángel que ni si quiera se si aun existe en mi vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...