Mitad luna, mitad mujer...Solo queda un pasado

Nací un día como tantos otros... y como en muchos casos me convertí en la princesa de un hogar, la adoración de todos, el amor.
Estaba en la clásica bolita de cristal donde te meten los padres para que puedas observarlo todo pero a cierta distancia para que nadie pueda hacerte daño... pero yo que quise adelantarme a mi tiempo y observar el mundo desde fuera, inocente niña de tan solo 9 años... me logre escapar de esa burbuja en la que me encontraba tan bien, pues con 9 años un niñ@ debe estar ahí pues aun esta muy tierno para las crueldades de la vida...

Fue así como descubrí que el mundo real no era de tonos rosados ni cuentos de dulces hadas y amados príncipes...
Los años fueron pasando y varias veces me caí, pero con orgullo me lograba levantar... A la joven edad de los dieci... en plena adolescencia fui amada, e incluso podría decirse que mujer, pero nunca conocí lo que era el amor de verdad, ese en el que ves que el mundo no es bello, que tiene muchisimas injusticias... pero que sabiendo que esa persona existe, ves que el mundo puede llegar a ser bello y poner tu propia justicia gracias al ser amado...

No supe lo que era el amor de verdad hasta ese sábado de noviembre donde un ángel apareció ante mí como un ladrón robandome ese primer dulce beso y con el por siempre se quedó con mi corazón...
Mitad luna,mitad mujer... hoy llevo clavado en mi corazón esas memorias sagradas de las quien fue tu único amor, hoy lloras pues solo vivo de memorias, pero a la vez rió... pues justo de memorias vives...
El tiempo y las noches van pasando desde esa dulce noche de noviembre... Las horas sin él pasan y sueño que soy una reina en otros mares añorando ser simplemente campesina de un humilde llano.... Pero mi realidad es otra, pues soy una simple plebeya añorando la presencia de un ángel.

YO... La de no hace mucho tiempo niña, la recién mujer, la soñada reina, y la real plebeya que todo lo tuve, jugué y perdí... y en la perdida perdí la inocencia, disfrutando cada segundo robado como el niño pobre que juega con un juguete prestado...


Hoy todo aquello es solo un pasado... pues hoy esta mitad luna, mitad mujer... Lo daría todo por una sonrisa de ese ángel, por un sueño que se va olvidado... Que no diese yo ... por otro momento robado...

Comentarios

  1. Lunita, ese angel vendrá tarde o temprano llegará, date tiempo, pues lo vivido ahi está y te dará la madurez necesaria para disfrutar de los días ue lleguen.
    Besitos
    Yoyo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi bebé

Feliz Primer cumple, mi niño.

Una persona creo mi pequeño mundo maravilloso...